Congelaron a esta niña de dos años para revivirla hasta que la ciencia encuentre la cura para su enfermedad

Lo vimos en películas futuristas, esta posibilidad de la vida eterna a través de la criogenización (la congelación). Se trata de una alternativa que causa furor a la hora de responder a la ética de la vida humana, al fin del inicio, ya que pone en peligro todas las creencias sobre las civilizaciones. Sin embargo, en la búsqueda de un bienestar global apoyado con la tecnología, varios individuos han dedicado sus respectivas vidas para encontrar un método viable para la erradicación de la muerte a causa de enfermedades.

Con este ideal, las personas se acercan a médicos científicos para que puedan congelar a un ser querido en problemas de salud. El ejemplo es el de Matheryn, una pequeña tailandesa de tan sólo dos años de edad cuyo cuerpo fue depositado en una cama de hielo a fin de asegurar que sus tejidos puedan conservarse en perfectas condiciones.



6_20150419V9dGj6

Matheryn murió el pasado enero debido al desarrollo de un tumor cerebral durante su estado embrionario. Sus padres, ambos médicos, procuraron brindarle todos los servicios posibles para su recuperación, lo que resultó en doce operaciones de cirugía y más de 20 tratamientos de quimioterapia y radiación. Ante estas agresiones, el cuerpo de Matheryn entró en un estado de coma, y de ahí pasó a la cama de hielo, hasta que la ciencia encuentre una cura para su cáncer. Sólo así, ella podrá ser resucitada. Mientras tanto, su cuerpo y cerebro han sido separados y colocados en nitrógeno líquido (de -196 grados) en la sede central de Alcor, en EE.UU. Para que Matheryn despierte, todo dependerá del avance de la ciencia tanto en la regeneración de tejidos como en la nanotecnología molecular. El gran reto es de la criopreservación es revertir los daños celulares derivados de la congelación. De lo contrario, de acuerdo con los padres de la pequeña, aún así el cerebro de su hija servirá para investigar ese tipo de cáncer.

Se trata un proceso legal y viable que ciertas familias están llevando a cabo como una alternativa a la salud integral de sus seres queridos. Inclusive se considera que es un apoyo a la ecología, ya que se sustituyen las lápidas por cápsulas con nitrógeno líquido. Sin embargo, ¿la criogenización será la respuesta para los problemas del aquí y del ahora?