Ahorro de agua en el hogar: una tarea de chicos y grandes

Enseñar con el ejemplo es sin duda la mejor estrategia para crear hábitos positivos en los niños, el cuidado del medio ambiente y el ahorro del agua son algunas de las acciones que podemos poner en práctica junto a nuestros hijos.

 El agua juega un papel fundamental en nuestro día a día, tan solo nuestro cuerpo está compuesto en un 70% de agua, además de utilizarla en gran parte de nuestras actividades diarias. Es por ello que inculcar una cultura de ahorro de agua desde la infancia es indispensable. Enseñar a los pequeños de la casa a cuidar el agua en acciones comunes como el bañarse, lavarse las manos o enjuagar la comida, son la punta de la lanza que nos permitirá tener un hogar ecológicamente sustentable, lo que sin duda beneficia no solo a nuestra familia sino al planeta mismo.



Regadera ecológica Twist de Moen

Según La Comisión Nacional de Agua (CONAGUA), una persona gasta diariamente hasta 320 litros de agua entre todas las actividades que realiza, las cuales van desde la ducha hasta el lavado de manos y dientes; lo que representa un consumo excesivo y por lo cual es cada vez más necesario realizar pequeños cambios en zonas como el baño, que nos permitan reducir de manera importante el consumo de agua por persona.

Es por ello que una de las principales soluciones para la reducción de este gasto, es el uso de dispositivos ahorradores tales como llaves de bajo consumo y regaderas ecológicas, los cuales permiten el ahorro de hasta un 32% en baja, media y alta presión sin sacrificar el rendimiento.

Para sumarnos a esta cultura del ahorro de agua podemos iniciar con pequeñas acciones que se pueden realizar en conjunto tales como:

  1. Cerrar la llave al cepillar los dientes y al momento de enjuagarse utilizar un vaso de agua, esto reduce el consumo de hasta 20 litros por minuto.
  2. Baño exprés: Cinco minutos son suficientes para una experiencia de baño placentera, enseña a tus hijos a cerrar la regadera mientras se enjabonan y utiliza regaderas verdes.
  3. Cuando abras la regadera del baño, no desperdicies el agua hasta que llega a la temperatura óptima. Recógela y utilízala después para regar las plantas o bañar a tu mascota.

Ducha con regadera ecologica Rihn de MoenLograr estos pequeños cambios no requiere de una gran inversión, hoy en día es fácil encontrar grifería ecológica con una gran variedad de estilos y  acabados que fácilmente se pueden ajustar a cualquier tipo de decoración, por ello que la tendencia sea cada vez más hacia diseños con propósito, es decir elementos estéticamente atractivos y que incorporan diversas tecnologías “verdes” que favorecen el ahorro de agua sin sacrificar desempeño.

 May Ann Nadonga

Product and Marketing Manager Moen Latinoamérica

www.moen.com.mx