Estas sencillas actividades físicas seguramente cambiarán tu día

El cansancio, la fatiga y en ocasiones la tristeza son sólo síntomas del burnout, un síndrome relacionado con el desgaste físico y emocional. Esta situación puede alcanzar niveles de hartazgo que producen apatía en nuestro día a día, el cual inclusive puede conllevar a un estilo de vida lejos de ser saludable.

La salud, aquel conjunto de actividades que conllevan a un bienestar integral, no es sinónimo de ausencia de enfermedad. Para mantener un estilo de vida saludable, y por lo tanto alcanzar una sabiduría trascendental, es entonces indispensable iniciar a practicar algunos ejercicios básicos a nivel físico. Actividades básicas que, a fuerza de la frecuencia diaria, producirán un cambio inevitable en cómo nos llegamos a percibir:



– Camina durante el día (aún durante tu jornada laboral). Levántate de la silla cada hora para estirar piernas y activar la musculatura. Realiza pequeños paseos por los pasillos y déjate fluir en esa andanza.

– Evita el elevador. Al escoger las escaleras, unx no sólo reduce los centímetros de más acumulada por la grasa, también disminuye el colesterol en la sangre.

– Reduce la tensión de los hombres al entrelazar los dedos y elevar los brazos por encima de la cabeza. De este modo se descarga la tensión acumulada en la zona de la espalda superior (incluyendo los hombros). Mantén la postura durante 15 segundos.

– Eleva los pies, manteniéndolos hacia el cielo. Esto prevendrá dolores de columna y molestias de espalda.

– Realiza algunos estiramientos antes de sentarte en un escritorio y al terminar una jornada. 

– Aprovecha las esperas en una fila para inflar y desinflar el estómago, apretar y aflojar los glúteos, realiza pequeños círculos con los hombros, etcétera.

– Haz ejercicios lumbares colocando las palmas de las manos en la parte baja de la espalda, en la zona de la cadera, con los dedos hacia abajo de manera que se presione suavemente hacia adelante.

– Mantén el abdomen fuerte contrayendo el ombligo hacia dentro. Realiza una serie de 20, con cinco repeticiones.

– Recuerda mantener una postura adecuada, con la espalda recta y las rodillas al mismo nivel, para evitar problemas de salud en un futuro.

– Camina lo más que puedas. Para transportarte al trabajo, la escuela o a donde sea. Inclusive, disfruta de la compañía de tus hijxs. Evita usar el automóvil, siempre y cuando la distancia lo permita. En su defecto, inclínate por una bicicleta.