Te sorprenderá esta lista de alimentos para optimizar la inteligencia

Desde la Antigüedad, los científicos asociaron la presencia de ciertos alimentos con el funcionamiento (óptimo o indispuesto) tanto del cuerpo como del alma. Eventualmente se descubrió la manera de obtener los mejores nutrientes de cada alimento, y así prevenir cualquier enfermedad estomacal, entre otras.

Gracias al avance de la tecnología médica, se ha descubierto cuáles son los nutrientes necesarios para preservar la salud física y la mental, venciendo cualquier trastorno emocional como el estrés o la ansiedad. Inclusive, hasta para fortalecer la inteligencia. Así que en Mamá Natural decidimos compartirte cuáles son los alimentos ideales para mejorar la estabilidad emocional y estimular todos los procesos cognitivos (como la memoria y el aprendizaje):



Arándanos. Son una increíble fuente de vitamina C y antioxidantes, por lo que ayudan a activar las enzimas protectoras del cerebro. Esto permite mejorar la memoria a mediano plazo. Además contienen potasio, el cual es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso.

Aguacate. Rico en grasas saludables (omega 3), el aguacate favorece el nivel de la concentración y el enfoque.

Avena. Es un cereal natural para la piel y el sistema nervioso. Contiene altos niveles de Tiamina y vitamina B1. Es un alimento rico en proteínas y grasas saludables, favoreciendo a la memoria a corto plazo (en especial en temporadas de estés).

Huevo. Mejora la capacidad de atención y memoria a largo plazo, ya que cuenta con aminoácidos esenciales como la colina (de las vitaminas B). Recuerda consumirlo con moderación.

Leche desnatada. A fin de mantener habilidades cognoscitivas y evitar el deterioro mental, la leche es uno de los mejores alimentos para procurarlos.

Nueces y almendras. Gracias a su alto contenido de fósforo, este es el fruto seco que mejora la memoria y la actividad intelectual.

Salmón. Es rico en ácidos grasos (omega 3), lo cual favorece el nivel de concentración tanto en la memoria como en el aprendizaje. Ayuda a controlar el colesterol, previniendo enfermedades cardíacas.

Plátano. Este alimento tiene un alto contenido de potasio y vitaminas C y B6, las cuales ayudan en la producción natural de neurotransmisores asociados con la serotonina y la dopamina.

Té. La L-theanina, similar a la cafeína, ayuda a optimizar el proceso de la concentración y de la memoria.

Zanahorias. Su consumo a largo plazo fortalece la capacidad de retención. Esto se debe gracias al antioxidante beta-caroteno.