TOP: 8 alimentos ligeros para una cena deliciosa antes de dormir

Una buena alimentación implica crear un ritual donde la constancia, las mediciones y el fluir del cuerpo permitan el funcionamiento óptimo tanto de las funciones orgánicas como de las psíquicas. Por lo que necesitamos tomar en consideración los alimentos que nos produzcan saciedad con base en la hora del día en que nos encontremos.

En el caso de la cena, lo ideal es consumir alimentos poco grasos, de fácil digestión y ricos en proteínas; ya que en las próximas horas nuestro cuerpo se enfocará en el proceso de reparación y descanso de las horas diurnas. Así que lo apropiado es escuchar las verdaderas necesidades del cuerpo: saciar el hambre con comida que ayude a regular los niveles de serotonina y melatonina.



En consecuencia, en caso que no tengas idea qué alimentos preparar para la cena, te compartimos algunas opciones:

La pechuga de pavo es baja en grasa y tiene un alto valor proteínico. Una buena opción es un sandwich o una sincronizada con pechuga de pavo, o una ensalada con taquitos de pechuga de pavo. 

La miel en pequeñas cantidades actúa como un inductor del sueño, por lo que es una buena opción beber un vaso de leche caliente con miel.

Yogurt con plátano, al tener altos niveles de calcio, triptófano y magnesio (relajante muscular). O sino, yogurt con miel.

Una macedonia de frutas o un puñado de frutos secos (almendras, nueces), ya que son alimentos ricos en proteínas y triptófanos.

Filete de pavo o de pollo a la plancha con una guarnición de verduras.

Pescado con una crema de verduras

Una tortilla española o un revuelto de dos claras y una yema.

De bebidas, un té, leche o agua simple. Evita el café y el alcohol (al menos cuatro horas antes de dormir).