Estas fotografías vintages, entre 1800 y 1970, te proporcionarán ideas de cómo divertirse sin el uso del internet

Con el apoyo de la tecnología, las relaciones afectivas han logrado desarrollar diversas maneras de comunicarse y entretenerse. Actualmente el método principal de la comunicación rápida es el internet, el cual se encarga de unir a emisor y receptor a través de un cierto aislamiento sensorial del medio ambiente.

Ya sea para escribir un correo electrónico, mandar un mensaje importantísimo, tener una variedad de juegos o apps, navegar constantemente en las redes sociales; cualquier pretexto es bueno para mantenerse conectado con esta media esquizofrenante. Se trata un metamensaje donde la desvirtualización con el medio ambiente (y por lo tanto en los vínculos afectivos) se impone sobre la satisfacción de necesidades básicas como la del afecto o de la actividad física.



Por ello es importante cambiar la forma en que percibimos el mundo, despertar de un gran engaño donde la tecnología supera la fuerza de los vínculos afectivos, permitir el equilibrio entre el abuso del internet y la compañía social, fomentar y participar en actividades en grupo, entre otros.

¿Cómo hacerlo? Estas fotografías vintages, tomadas entre 1800 y 1970, te proporcionarán algunas ideas de cómo divertirse sin la necesidad del internet.