Descubre los increíbles beneficios de la alimentación fermentada

La alimentación, además de ser una de las necesidades básicas, es uno de los grandes placeres de la vida que brindan una sensación de confort y bienestar. Este estado placentero es el resultado de que el cuerpo es capaz de optimizar tanto su funcionamiento como su autocuidado. Por lo que es importante darle una atención adecuada a aquellos alimentos que ingerimos a nuestro cuerpo.

Hay quienes rigen su dieta según las demandas socio-ambientales, consumiendo productos fermentados. Por lo que, ante la ausencia de medicina y refrigeración, la fermentación se convirtió en el único método de preservación de los alimentos, así como de sus propiedades más saludables.



Así que, al incorporar más probióticos y alimentos fermentados en tu dieta, es probable que tu estómago te lo agradezca (y en consecuencia, todo tu cuerpo). Sabiendo esto, es importante tomar en consideración los conocimientos básicos al respecto:

– La comida fermentada estimula a tu sistema inmunológico, elevando las defensas contra las bacterias malas que provocan inflamación, enfermedades y debilitamiento. Al introducir bacteria buena a través de la vía gastrointestinal, tu estómago será capaz de eliminar a aquellos elementos que lastiman a tu cuerpo y de equilibrar el funcionamiento de sí mismo.

– Para fortalecer a tu estómago, empieza a incorporar a tu dieta pequeñas dosis de alimentos fermentados. Basta con una o dos veces al día. Mezcla un poco de betabel (o remolacha) y chucrut (o col agria).

– Este tipo de alimentos puede durar meses sin echarse a perder. Por lo que son una buena fuente de ahorro económico.

– Los alimentos fermentados estimulan el estómago al momento de consumirse. Con sus herramientas bacteriológicas ayudan a crear un equilibrio entre las bacterias y los ácidos estomacales, liberando las enzimas necesarias para mejorar la digestión, y facilitando la absorción de nutrientes de otros alimentos. En consecuencia, hay menos riesgo de constipación.

– Fermenta productos desde la comodidad de tu hogar. Conoce la mejor manera de hacerlo siguiendo blogs y libros especializados en ello; tales como: Cultured Food for Life: How to Make and Serve Delicious Probiotic Foods for Better Health and Wellness, de Donna Schwenk; Fermented Foods for Health: Use the Power of Probiotic Foods to Improve Your Digestion, Strengthen Your Immunity, and Prevent Illness, de Dierdre Rawlings, Ph.D., N.D.

Conoce los alimentos fermentados más clásicos; tales como: betabel, chucrut, rábanos, tomates, cebollas, ajos, judías verdes, kimchi, entre otros. Existen algunos condimentos ferméntales, como la salsa cátsup, condimentos, salsas picantes, etcétera. Alimentos de diario como: yogurts, mantequilla, algunos quesos, leche de coco, etcétera.