5 formas de construir una autoestima positiva en tus hijxs

Cuando pensamos en la palabra “autoestima”, nos vienen a la mente esos libros de autoayuda que encontramos en tiendas departamentales. Sin embargo, la autoestima es algo más profundo que implica no sólo nuestras creencias, pensamientos, sentimientos y comportamientos; sino también, la manera de relacionarnos afectivamente con otros seres.

Se trata de esta percepción evaluativa de nosotros mismos, que proviene de aquella representación simbólica que nuestros padres. Son ellos quienes nos brindan una imagen moldeada a sus ojos, sobre cómo es el mundo, los vínculos amorosos, los valores y hasta nuestra propia autoestima.

Hay ocasiones en que los padres tienden a olvidar la importancia de la autoestima en la vida de sus hijos. Se enfocan principalmente en desarrollar una gran inteligencia o un talento superior, relegando este desarrollo psicológico en relación con su bienestar interno. Esto trae en consecuencia una serie de actitudes negativas en relación con su presencia en el mundo, su desempeño laboral y profesional, sus amistades, sus vínculos de pareja y hasta con sus hijxs.

Por ello, con ayuda de Psychcentral, te compartimos cinco tips de cómo construir la autoestima de tus hijxs:

– No tengas miedo de equivocarte y reparar el daño. La clave de la responsabilidad es ayudar al niñx a que se convierta en un ser competente y resiliente (diferente a adaptable). Es importante que tu hijx pueda experimentar la falla, la decepción y la frustración de vez en cuando; aún si es a través de tus experiencias. Permite que tus hijxs tomen riesgos saludables, y puedan resolver varios problemas por ellos mismos. Ayúdalos a entender que tienen que empezar por un pequeño paso, y luego que completen la tarea a través del esfuerzo y la perseverancia. Por supuesto, hay que tomar en consideración que sean metas realistas en función a su edad. Y una vez logradas, reconóceles su esfuerzo y logro.

– Reconoce sus esfuerzos y resultados (sin exagerar). Esto permitirá que tu hijx empiece a descubrir cómo se siente ser amado y disfrutar de una zona de tranquilidad. Sin embargo, para lograrlo, es importante construir un entendimiento realista de sus competencias y habilidades para fomentarlas a continuación. Los halagos son importantes, pero al abusar de ellos se puede convertir en un problema, el cual puede resultar en: el desinterés en alcanzar metas porque “lo tiene dado”, o en un actuar antinatural para aparentar la perfección en la totalidad del tiempo.

– Permite que tus hijxs te ayuden a hacer el quehacer del hogar. Esto permitirá que lxs niñxs desarrollen competencias en el “cómo hacer” diferentes tareas, así como a tomar consciencia que su contribución es valorada y apreciada por otros miembros del hogar. Basta con invitarlos a cocinar, limpiar o poner la mesa. No importa si son niños o niñas.

– Motívalos a encontrar y conseguir intereses propios. Procura asignarles tareas en la que se encuentren naturalmente felices en hacerla y, más importante, completarla. Ya sea que corran cinco vueltas en el parque, o que den diez vueltas a la alberca: muéstrales lo gratificante que es alcanzar un objetivo.

– Procura reducir las críticas; y en caso de ser necesario, critica a las acciones y no a las personas. La crítica constructiva es buena, pero necesita la dirección adecuada. En vez de decir “Eres un niñx malx”, puedes enfocarte en la actividad que tuvo consecuencias: “Este tipo de actividades puede ocasionar que te lastimes…”

Redacción

Redacción

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email