El uso cotidiano del plástico puede provocar menopausia prematura

Existe un pavor latente a la menopausia, el cual inicia con una noción errónea sobre la vejez y la cercanía a la muerte. Se busca, casi desesperadamente, evitar llegar a ese punto de la vida que anteriormente se consideraba sagrado e inclusive deseado. Por lo que, tanto mujeres como hombres se someten a intervenciones hormonales que procuren reducir al mínimo los síntomas asociados con la menopausia o andropausia.

Sin embargo, los científicos empezaron a notar un creciente evento en los últimos años que se aumentaba el miedo: la menopausia temprana. De acuerdo con las debidas investigaciones de Amber Cooper, de Washington University, existen 15 químicos que interrumpen el sistema hormonal endócrino, provocando síntomas de la menopausia; entre los cuales están: bifenilos policlorados y residuos de pesticidas. Ambos compuestos se derivan de los polímeros ftalatos (plástico).



La doctora Cooper explica que una exposición diaria a estos compuestos se asoció con la llegada prematura de la menopausia entre dos y cuatro años. Estos estudios se llevaron a cabo tras el análisis de sangre y orina de los grupos control durante 28 años. Las mujeres que presentaban 10 por ciento más de ftalatos en su fisionomía, tendían a experimentar los síntomas de la menopausia años antes que sus coetáneas cuyas muestras no contenían tal cantidad de compuestos.

Además, la presencia de estos químicos tóxicos en el cuerpo ha señalado una asociación directa con enfermedades tales como cáncer. De modo que es importante, para nuestra salud integral, considerar la reducción del consumo de plásticos. En Mamá Natural te compartimos una manera efectiva de lograrlo. Dale click aquí.