Tu cuerpo es tu mejor amigo

El cuerpo humano es perfecto y funciona en base al equilibrio. Cuando algo anda mal en el organismo emite señales para atraer nuestra atención; entender estos signos físicos puede ser complicado si no estamos acostumbrados a escuchar a escuchar los mensajes del cuerpo.

Una zona  muy sensible a los cambios es la que corresponde a nuestros pies y precisamente es aquí donde es posible observar algunos signos de que hay algo mal en nuestro sistema. De acuerdo a la reflexología, por esta área pasan diferentes puntos de reflejo de los órganos del cuerpo, por esta razón los masajes y tratamientos en esta zona suelen ser utilizados como terapia preventiva de algunas enfermedades.



En los pies podemos observar si hay problemas de circulación, esto lo detectamos de manera sencilla pues se presentan calambres constantes o pies fríos.

Entender las señales que nos da nuestro cuerpo es de suma importancia ya que en algunas ocasiones el ritmo de vida que llevamos nos causa estrés y por seguir con nuestra rutina ocasionamos un desequilibrio mayor al ignorar las señales de alerta que envía nuestro organismo.

Algunas de las señales más comunes que nos manda nuestro cuerpo son:

Dolor de cabeza: falta de alimento, estrés y cansancio

Manos frías: mala circulación y estrés

Ronquidos: problemas de sobrepeso y vías respiratorias bloqueadas, por ejemplo un tabique desviado

Orina obscura: falto de hidratación y en algunos casos es síntoma de infecciones urinarias

Ojos secos: falta de hidratación, demasiado tiempo en ambientes secos y fríos.

Recuerda que conocer tu cuerpo te ayudará prevenir malestares y vivir mejor. Si observas alguna cosa fuera de lo normal acude a tu médico. Cuidar tu organismo es parte de una vida en equilibrio con el medio ambiente.