La ciencia recomienda estas actividades para gozar del amor eterno

El inicio de una relación de pareja es encantadora: ambos miembros sienten la pasión recorrer cada milímetro de su ser; realizan todo tipo de actividades para demostrarle a ese ser amado que merece todo nuestro esfuerzo para manifestarle nuestro amor infinito: regalos, detalles, sacrificios, tiempo completo, entre otros; se planifica un futuro en el que ambos miembros podrán gozar de una vida juntos; etcétera.

No obstante, ¿qué sucede cuando el enamoramiento acaba y el amor se convierte en mera convivencia? Las peleas o el aburrimiento son los principales inquilinos de esa relación, hasta que se decide dar por terminada ese idilio…

Todos nos hemos llegado a preguntar alguna vez en nuestra vida: ¿cómo es posible que algo que inició siendo tan intoxicantemente placentero acabe de una manera tan soporíferamente hastiada?

El amor eterno existe, pero hay que aprender a mantenerlo vivo (aunque eso no sea sencillo). Quizá este tipo de amor requiera de un esfuerzo más riguroso que el sexo, la confianza, la seguridad, y la empatía… Y de acuerdo con lo que dice la ciencia, esto es lo que ha funcionado para conseguir ese amor tan vivo:

Tener un comienzo (boda o mudanza) accesible. Según una investigación de la Universidad Emory, las parejas que gozaron de celebraciones más económicas tendieron a quedarse juntos durante más tiempo.

Conocerse por internet. Un estudio del Proceeding of the National Academy of Sciences da a conocer la incidencia de parejas que se conocieron en internet, un bajo índice de divorcios y un alto nivel de satisfacción marital.

Pero no vivan de las redes sociales… Una investigación en 2014 de la Universidad de Boston explica que el abuso de las redes sociales se relaciona con insatisfacción marital y altos índices de divorcio.

Ver películas juntos y platicar media hora al respecto de los personajes. Estas conversaciones reducen la tensión y aumentan los temas para las charlas.

Evita responder distraídamente. Cuando tu pareja te interrumpe a la mitad de tu lectura por algún evento aparentemente insulso, no está tratando de divertirse, sino pide una atención positiva. De acuerdo con John Gottman, las parejas que se proveen de atención mutua durante estas interacciones mínimas, tienden a perdurar felices durante varios años.

Las parejas que utilizan “nosotros” o “nuestrx” tienden a resolver mejor las disputas, sufriendo menos del estrés que ello implica. De acuerdo con la Universidad de California y Berkeley, el uso de pronombres individuales se relaciona con una relación de pareja infeliz.

Admirar a la pareja para mantener una unión de apoyo y retroalimentación.

Realizar actividades que ambos disfrutan, de modo que la participación sea recíproca.

 

Redacción

Redacción

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email