Esto es lo que dice la medicina tradicional china acerca del cuidado de tu salud

El estrés, la ansiedad, el exceso de trabajo, la depresión, una alimentación rudimentaria, la ausencia de actividad física. Estas son algunas de las posibles causas de algunas de las infecciones inmunológicas durante el invierno.

De acuerdo con Aaron Michelfelder, doctor integrativo en el Loyola University Health System, existen métodos, de origen oriental, para prevenir este tipo de enfermedades. “Haciendo cierto ajustes en la dieta, en el régimen del sueño y en el estilo de vida nos hará estar más en sincronía con la naturaleza, y así estar mejor equipados para el cambio de temperaturas.”



De modo que sólo basta con preparar al cuerpo (y a la mente) al invierno a través de las siguientes actividades:

  • El alimento de la naturaleza (es decir, libre de toxinas) ayuda a equilibrar el cuerpo. Los ingredientes cálidos, tales como la canela, el jengibre, el ajo, picantes, papas dulces, carne, sopas altos en nutrientes y estofados, mantienen el calor dentro del cuerpo.
  • Come menos en caso que tu actividad física disminuya.
  • Duerme alrededor de nueve y diez horas. Según la medicina tradicional china, las horas del sueño necesitan seguir a la presencia del sol. Durante el invierno hay menos sol, por lo que es recomendable dormir esas horas.
  • Relájate. Disfruta del placer de hacer ninguna actividad.
  • Mientras el cuerpo se relaja, date la oportunidad de que tu mente también lo haga a través de la meditación.
  • Prueba la acupuntura para equilibrar los niveles energéticos.
  • Cuídate: date masajes, relaciónate, asiste a actividades sociales, toma vacaciones. Libérate del trabajo.

“Nuestro sistema inmune se suprime de manera natural en el invierno. Procura evitar pelear con las estaciones. Si no estás alineadx con el ciclo natural de la vida, no seremos capaces de recargar el sistema inmune para proteger nuestra salud.”