Parto Humanizado en el Sanatorio Durango

Felices de compartir que en el Sanatorio Durango de la Ciudad de México se ha venido gestando durante casi ocho meses, un bello y trascendente proyecto que empieza a dar frutos. Como parte de una tesis doctoral en Antropología, Mercedes Campligia y un amplio equipo multidisciplinario de doulas de experiencia, educadoras perinatales y profesionales de la salud, han dado espacio en el Sanatorio Durango a un protocolo de intervención para probar, medir y eventualmente documentar los beneficios del modelo de parto humanizado vs., el modelo tradicional de atención al parto.

El proyecto tiene como objetivo poder demostrar con resultados y evidencia que el trato respetuoso y en general, la manera en la que la mujer es atendida durante su experiencia de parto afecta la esfera subjetiva de los componentes con los que cada mujer procesa su propia maternidad: imagen corporal, formación del vínculo mamá-bebé, emociones relacionadas con el recuerdo, incidencia de la depresión posparto, etc.

El modelo humanizado de atención al nacimiento es un modelo integral que considera amplia y profundamente cambios en el control prenatal, reconocimiento de ciertas circunstancias óptimas para la labor de parto y la toma de decisiones, las prácticas recomendadas para un parto saludable, la intervención de la doula en la educación perinatal y el acompañamiento al nacimiento, el parto como un evento fisiológico, la importancia del entorno respetuoso y el manejo del posparto, lo cual tiene la intención de cubrir los aspectos mas importantes del nacimiento.

Tratar el parto como un evento fisiológico, proporcionando un ambiente digno, respetuoso, íntimo, privado y amable facilita a la mujer detonar y entrar en contacto con el proceso hormonal necesario para el parto natural, retomar el reconocimiento del protagonismo de la mujer y los procesos basados en evidencia científica y no en prácticas de rutina injustificadas, promete lograr establecer un modelo de parto humanizado que beneficie a muchas mujeres y que, eventualmente pueda replicarse y llevarse a otras instituciones de salud, incluyendo el sector público, para que el trato digno y amable no sea exclusivo para quienes tienen recursos económicos que les dan acceso a la atención privada.

El protocolo pretende desarrollarse en tres etapas, siendo la primera la sensibilización del personal y profesionales de la salud que colaboran en el propio Sanatorio Durango, más tarde se ofrecerán paquetes integrales y económicamente accesibles bajo el modelo de parto humanizado para, terminar con una etapa de documentación de los resultados para establecer modelos positivos y humanos en relación a la atención del parto.

Un esfuerzo digno de celebración y reconocimiento, por un trato digno, respetuoso y humanizado del nacimiento.

(ver más…)

 

www.sanatoriodurango.com

Facebook Sanatorio Durango 

 

70 AÑOS

 

Redacción

Redacción

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email