Aleah Chapin, la pintora que resalta la belleza femenina durante la vejez

Actualmente, el rechazo al envejecimiento ha producido la extinción en eventos públicos de figuras emblemáticas de edad avanzada. Esta situación ha generado, en consecuencia, múltiples reacciones a favor de intervenciones estéticas o quirúrgicas para eliminar arrugas o el engrosamiento corporal, el descolorimiento del cabello, entre otras; el aislamiento social de estas personas para quedarse en casa en calidad de incapacitada; la prohibición mental de seguir teniendo una vida propia (como la amorosa o sexual), etcétera.

De modo que el patrón de aislamiento de las personas mayores pasa desapercibido. Hasta que un evento se esfuerza en generar una toma de consciencia de esta negligencia hacia ese falso reflejo escabroso de la incapacidad, muerte y soledad. En este caso, Aleah Chapin, famosa pintora realista, decide  ser el transmisor de este fenómeno, donde la senectud es sólo la extensión de los cuerpos reales, esplendorosos e imperfectamente bellos.



Tras 28 años de observar la madurez en todos sus síntomas: arrugas, manchas, piel flácida, Chapin opta por reflejar el empoderamiento y la sencillez de este grupo social invisible de la industria cultural y de los medios de comunicación. A través de sonrisas, muestras de afecto, miradas seguras de sí mismas, estos cuadros sólo expresan la magnificencia del cuerpo femenino.

 *Para ver las imágenes completas, dale click en la fotogalería.