¿Las mexicanas son las mujeres más infieles? Este estudio dice que sí

La infidelidad, dolorosa, incómoda y atractiva, es una de las causas más comunes de conflictos interpersonales y rupturas ostentosas. Esta ausencia de compromiso, no consensuada entre los miembros de la relación, sólo puede producir una gélida sensación de abandono, desconfianza, vergüenza, ira.

En ocasiones se decide culpar a “la otra”/ “el otro” que irrumpió en la relación que “iba viento en popa”; olvidando por completo que la responsabilidad permanece en la persona que optó generar mentiras piadosas y actos hirientes, en lugar de enfrentar una realidad aflictiva. Esta decisión de ser infiel se puede explicar por problemas interpersonales dentro de la relación de pareja, conflictos intrapersonales que impiden la fusión de intimidad emocional y sexual de la otra persona, una posible venganza que engloba la infelicidad cuya causa se proyecta en la pareja, etcétera.



De acuerdo con el portal de citas AshleyMadison.com, las mujeres mexicanas ocupan el primer lugar en infidelidad, ya que el 44 por ciento de ellas mantienen relaciones extramaritales (no consensuadas) a través de sitios web como AshleyMadison o Tinder. Tras realizar un sondeo en 36 países, AM descubrió que los principales factores que influían en la infidelidad de las mexicanas era la búsqueda de placer sexual y de afecto ante el distanciamiento de sus parejas; y aunque no busquen dar por terminada su relación formal, esperan recibir regalos costosos, visitas a restaurantes elegantes o a hoteles lujosos, recibir dinero, etcétera. Además, las visitas al sitio web se realizan durante las primeras horas del día, cuando las mujeres tienen tiempo para ellas ya que los esposos se encuentran en el trabajo y los niños en las escuelas.

No obstante, es importante tomar en consideración que este sondeo se encuentra basado en la accesibilidad a internet y a dispositivos móviles. Por lo que, el hecho que las mujeres sean las más asiduas a este método para encontrar a personas afines, no significa que sean las únicas. De modo que es indispensable considerar que existen personas, en este caso esposos, que socializan en otras partes más allá del internet. Así que, ¿realmente son las mujeres mexicanas las más infieles, o son sólo las más asiduas al internet?