¿Por qué amanezco hinchada?

¿Te ha ocurrido que al despertar sientes que aumentaste 2 tallas durante la noche e incluso ni tus anillos salen? Esto se debe a que estás reteniendo líquidos.

El factor principal por el cuál retenemos líquidos es el exceso de sodio en la dieta. Los mexicanos llegamos a comer hasta más de 20g de sodio en un día, cuando la recomendación son máximo 5g. Si comemos 4 veces más de lo recomendado, entonces no es raro que despertemos hinchados. Hoy te explicamos qué puedes hacer para disminuir el sodio en tu dieta y regresar a sentirte ligera.

El sodio se encuentra en alimentos con sal, pero no está únicamente en el salero de la mesa,  en realidad se esconde en todo tipo de productos, incluyendo alimentos procesados, comida enlatada o congelada, comida rápida, condimentos, etc. Probablemente has escuchado que el exceso de sal puede elevar tu presión arterial, pero también afecta la perdida de peso

Cuando comes algo salado, el exceso de sodio se guarda y atrae agua la cual es retenida por las células. La retención de agua a parte de hacerte sentir hinchada puede interferir con tu pérdida de peso. Tu cuerpo necesita tener un flujo constante de agua para poder metabolizar la grasa, si el agua se queda “atorada” en las células, la quema de grasa se hace más lenta.

Ahora, como todo villano en una historia, el sodio no es tan malo como parece, lo necesitas para sobrevivir. Pero hoy en día se encuentra en todos lados, entonces es fácil excederse de la cantidad recomendada. Se consiente de la cantidad de sodio que consumes y disminuye tu ingesta en la manera que creas posible.

Sigue estas 8 recomendaciones:

  1. Reemplaza los alimentos procesados por alimentos frescos.
  2. Evita los alimentos empaquetados y/o enlatados.
  3. Utiliza los condimentos altos en sodio con moderación (sal de mesa, salsa de soya, mostaza, salsas picantes industrializadas, etc.)
  4. Disminuye el consume de las carnes procesadas (salchichas, cecina, jamones, etc.)
  5. Si puedes eliminar los productos en escabeche, mejor (cebollitas, verduras, alcaparras, etc.)
  6. Considera darle sabor a tus alimentos con condimentos libres de sodio, como: ajo, limón, aceite de oliva, vinagre balsámico, pimienta y especias.
  7. Lee las etiquetas. Para entenderlas de manera fácil lee aquí.
  8. Evita utilizar consomés industrializados, suelen ser una bomba de sodio.

 

Si quieres tener recetas bajas en sodio únete al reto InstaFit, te esperamos.

InstaFit

Redacción

Redacción

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email