¿Por qué es tan importante cenar antes de las 8 pm?

 

El reflujo gastroesofágico es una de las enfermedades que más ha aumentado en los últimos años, en gran medida por nuestros hábitos alimenticios.  El reflujo tiene una serie de síntomas como la indigestión, la acidez, el dolor de garganta, la inflamación crónica, etcétera. Sobra decir que es una causa de sufrimiento para millones de personas. 



Comúnmente se recetan inhibidores de la bomba de protones como el omeprazol para tratar el reflujo pese a que el uso prolongado de estos fármacos que inhiben la producción del ácido estomacal está asociado con un incremento en el cáncer estomacal y en la deficiencia de vitamina B 12.

Existen, sin embargo, alternativas más efectivas para tratar el reflujo que van desde la medicina natural hasta la modificación de hábitos.  Escribiendo para el New York Times, la Dra Jamie A. Koufman explica que muchos de los casos que tiene son controlados simplemente modificando la dieta y haciendo que las personas afectadas cenen antes de las 8 de la noche, esperen 3 horas antes de irse a dormir y moderen las porciones.

Es importante mantenerse erguido después de comer, ya que la gravedad ayuda a mantener el ácido en el estómago; cuando alguien se acuesta con el estómago lleno simplemente es más fácil que ocurra el reflujo el cual puede quemar el pecho y la garganta. Muchos pacientes logran aliviar casos de sinusitis, laringitis, asma, apnea solamente con estas modificaciones, ya que suele ocurrir que estas enfermedades sean el resultado del reflujo extraesofágico.

Evidentemente muchas personas no sufren de reflujo y pueden gozar de cenar más tarde, pero de todas formas se considera más saludable cenar más temprano para que los órganos puedan descansar en la noche y no estén comprometidos haciendo procesos de absorción y digestión. De igual manera, los ritmos circadianos también indican que existe mejor aprovechamiento de energía comiendo antes de las 8 de la noche o a un horario similar al que anochece.