Químicos en el jabón y la pasta de dientes pueden causar infertilidad masculina

En la mayoría de las ocasiones, los problemas de infertilidad se presentan cuando algunos factores afectan a nuestro cuerpo. La edad, el estilo de vida, los bloqueos emocionales, las enfermedades y el estrés, son probablemente las principales causas que dificultan la concepción. Las pruebas de fertilidad masculina detectan el volumen, concentración, movilidad y morfología del esperma; sin embargo, aspectos como la toxicidad y el detrimento del ADN permanecen desconocidos. En caso de sospechar de estas causas, lo recomendable es visitar a un doctor especialista en la materia.

¿Qué provoca la toxicidad en el esperma?



Una investigación reciente explica que los químicos “no tóxicos” de productos domésticos (el jabón, la pasta de dientes, juegos de plástico) tienen un impacto directo en las células del esperma humano. Por consiguiente, la incidencia de infertilidad masculina ha aumentado en los últimos años.

En algunos casos, los químicos mimetizan las hormonas sexuales femeninas (estrógenos); en otros, actúan como antiandrógenos, hormonas sexuales masculinas, interfiriendo así con el sistema reproductivo de los hombres. Uno de cada tres productos domésticos como protector solar, detergentes y plásticos, sabotean la movilidad del esperma, provocando una liberación prematura de enzimas necesarias para la penetración y fertilización. En consecuencia, convirtiendo al esperma en un elemento infértil.  

El profesor Niels Skakkabaek, del Hospital Universitario de Copenhague, puntualiza: “Por primera vez, hemos demostrado una correlación directa entre la exposición de químicos en productos industriales y los efectos nocivos en el funcionamiento del esperma humano.” De acuerdo con él, los espermas humanos han disminuido hasta en un 50 por ciento en los últimos 50 años.

Ahora, el Centre of Advance European Studies and Research, en Alemania, publicó una investigación liderada por Timo Strünker. Se descubrió que 30 de 96 químicos domésticos tienen un efecto directo en la proteína CatSper; la cual controla la motilidad y agilidad del esperma a la hora de la fertilización. Es decir, concentraciones relativamente bajas de estos químicos disparan la reacción de la CatSper, provocando la disminución de espermatozoides:

En los fluidos del cuerpo humano, no se encuentra uno de los químicos domésticos, sino una cocktail complejo de muchos químicos, en concentraciones bajas, que interrumpen el funcionamiento endrócrino del individuo. Tratamos de mimetizar la situación en nuestros experimentos: cuando mezclamos los cockailes, a pesar de la baja concentración de sus ingredientes, provocó una medida larga y mesurable en los espermas. Por lo que, en una mezcolanza compleja  [de químicos] interfiere el funcionamiento del esperma. Esto es algo que no se había visto anteriormente.

Las personas ingieren estos elementos en su día a día, consumiéndolo a través de la comida o absorbiéndolo de los jabones o protectores solares. Es importante tener en consideración el efecto directo de los químicos diarios en el funcionamiento vital del esperma humano; ya que, de ese modo, es posible cambiar la vida y la salud de cientos de personas que desean concebir.