Esto es lo que sucede cuando niños de 7 años degustan almuerzo de 220 dólares en 7 tiempos

El New York Times ha realizado un experimento-cortometraje en el que un grupo de niños de  la escuela primaria pública 295 son llevados a un restaurante francés de la más alta cocina. Los niños de segundo grado prueban un menú de siete tiempos, servido por cinco meseros, que cuesta unos 220 dólares por cabeza, incluyendo un steak Rib Eye Wagyu un huachinango japonés, hamachi paprika ahumado, ravioles de calabaza o ensalada de langosta, todo esto después de los canapés amuse-bouche, naturellement. Según el chef francés Daniel Boulud, la intención era preparar una comida “para que los niños descubrieran el sabor con muchas capas y mucha textura”.

Resulta divertido ver como estos fabulosos platillos gourmet reciben respuestas guturales como “asqueroso” y “completamente asqueroso”. Al final del almuerzo y después de probar un coctél sin alcohol, Chester Parish, de 7, dice” Yummy, este es cómo la única realmente rica”. Lo anterior nos hace preguntarnos hasta que punto la comida es una refinación, un gusto adquirido, una maduración del paladar, y también como los modales y nuestras reacciones en ocasiones son regidas por el miedo a ser juzgados como ignorantes.