Bebés bilingües pierden esta habilidad en el primer año de vida

Es cierto que los bebés tienen una habilidad natural sorprendente para aprender dos idiomas al mismo tiempo, sobre todo cuando crecen en un hogar bilingüe donde todo el tiempo están conviviendo con ambas lenguas. Sin embargo, de acuerdo con una investigación llevada a cabo por académicos de la Universidad de Washington ha revelado que los niños comienzan a perder dicha habilidad al cumplir un año. Comparando electroencefalogramas de bebés con distinta lengua materna —inglés, japonés y español— los investigadores encontraron que si bien a una edad de entre 8 y 10 meses los niños podían distinguir sonidos similares (como el de la “r” y la “l”) y que otros de entre 6 y 9 meses de hogares monolingües se equivocaban al diferenciar fonemas parecidos (a diferencia de otros de hogares bilingües), al alcanzar el último bimestre antes de cumplir un año los papeles se invertían: los niños que crecieron escuchando una sola lengua acertaban al distinguir sonidos semejantes pero los de hogares bilingües habían perdido esa capacidad. “Cuando el cerebro está expuesto a dos idiomas y no a uno, la respuesta más adaptativa es mantenerse abierto hasta mostrar el estrechamiento perceptual que los infantes monolingües muestra típicamente hacia el final de su primer año de vida”, explicó Adrian Garcia-Sierra, el responsable de la investigación.