Escuela sueca promueve la igualdad de género con educación neutral

         
Por: Redacción

En las sociedades contemporáneas la igualdad de género es un tema que tiene cada día mayor relevancia, un esfuerzo múltiple con el que se intenta cerrar la brecha que durante mucho tiempo existió entre el hombre y la mujer, en detrimento del género femenino. Por otro lado, como muchos de los problemas que nos aquejan actualmente, la educación tiene un papel fundamental tanto en su origen como en su eventual solución. Partiendo de esta premisa existe una escuela en Estocolmo, Suecia, cuya principal característica es que nadie ahí enseña a los niños las diferencias entre el género masculino y femenino, ni los profesores ni el resto del personal de la institución, quienes evitan las palabras que aludirían al género de las personas, los animales o las cosas. A los niños, por ejemplo, se dirigen con el término neutral de “amigos” (recordemos que en sueco, como en inglés, el género neutral de los sustantivos y artículos es más perceptible que en español). Asimismo, el resto del mobiliario de la escuela —juguetes, libros, etc.— ha sido cuidadosamente seleccionado para impedir que los estereotipos masculino o femenino se fomenten de alguna manera, inculcándoles que cualquier tarea (cocina, ser madre, etc.) la puede desarrollar cualquier persona independientemente de su género. “La sociedad espera que las niñas sean femeninas, lindas y buenas, y que los niños sean masculinos, rudos y extrovertidos”, declaró Jenny Johnsson, una de las maestras en Egalia (nombre que proviene del latín aequus, igualitario, justo). De momento la escuela solo se dedica al nivel preescolar, recibiendo a niños de entre 1 y 6 años, y sin duda vale la pena seguir de cerca su desarrollo en el tiempo y evaluar los resultados de sus ideales.