La jardinería mejora las habilidades intelectuales, sociales y físicas de tu hijo

  De acuerdo con un estudio publicado por la Royal Horticultural Society del Reino Unido, la jardinería puede mejorar significativamente las habilidades académicas, sociales y físicas de los niños en edad escolar. Entrevistando a 1300 profesores y examinando 10 escuelas tanto metropolitanas como de pequelas ciudades, la Fundación Nacional para la Educación Educativa (NFER, por sus siglas en inglés) llevó a cabo el estudio en el que concluyó que atender una parcela de jardín conlleva numerosos beneficios en el desarrollo educativo y personal de los niños, entre los que pueden contarse la adquisición de conocimiento científico, ampliación del vocabulario y mejoramiento de las habilidades lingüísticas, un mejor entendimiento de las estaciones de año y de los procesos de producción de los alimentos, además de adquirir cierta disposición para consumir alimentos saludables. Por otro lado, la confianza tanto en sí mismos como en otros se ve fortalecida, desarrollando también un mejor sentido de la responsabilidad, carácter positivo y, en general, mejoras en su bienestar emocional.   Una alternativa educativa y de desarrollo más que recomendable para los pequeños, además de por todos estos beneficios, porque puede convertirse en una actividad al aire libre en la que puedas convivir con tu hijo.