Leyes más restrictivas contra el aborto solo aumentan la incidencia de la práctica

La revista académica The Lancet, especializada en asuntos médicos, publicó los resultados de un reciente estudio internacional en torno a la práctica del aborto en su relación con las leyes promulgadas en distintos países para penalizar su práctica o permitirla bajo ciertas condiciones. Contrario a lo que podría pensarse, la investigación encontró que un mayor endurecimiento en las medidas anti-aborto provoca un aumento en el número de mujeres que optan por incurrir en este riesgoso procedimiento. “Aprobar leyes restrictivas no reduce la tasa de abortos, pero sí aumenta la muerte de mujeres”,  afirma Gilda Sedgh, responsable del estudio. Según los datos recabados, el descenso en la tasa mundial de abortos que se produjo entre 1995 y 2003 se ha detenido, pero, en contraste, ha aumentado el número de los que se realizan en condiciones que atentan contra la integridad de la practicante. Estas últimas tasas son particular y alarmantemente altas en países de Sudamérica y África, y en menor medida en las naciones asiáticas. (Da clic en la imagen para aumentar su tamaño)