La fortuna del Año del Dragón disparará los nacimientos en Asia

En estos días el calendario chino ha dejado el Año del Conejo para entrar de lleno al del Dragón, que en la astrología de dicho pueblo se relaciona con cambios importantes y la oportunidad de concluir proyectos aplazados. Sin embargo, esos no son los únicos beneficios, pues tanto en China como en otros países asiáticos se espera que las tasas de nacimientos se incrementen, pues se tiene la creencia de que los niños nacidos en este nuevo inicio del ciclo zodiacal (que se repite cada 12 años) son afortunados y fuertes, cualidades que se intensifican por el carácter notablemente propicio del signo del Dragón. De ahí que en lugares como Taiwan, Japón, Corea del Sur, Vietnam, Hong Kong y Macau —donde se siguen las festividades por el cambio de año— las autoridades sanitarias se estén preparando para este aumento inusual de partos y atención hospitalaria a futuras madres. “Pensaba que bastaba con un niño, pero entonces llegó el Año del Dragón y estoy feliz de tener otro”, declaró Austin Tseng, una oficinista de 32 años que aseguró esperar ansiosamente dicho nacimiento.