Proeza médica: nace el primer niño de útero trasplantado

Como sabemos bien, en nuestra época el trasplante de órganos ha alcanzado un nivel de perfeccionamiento sorprendente. Corazones y retinas pasan de un cuerpo a otro sin mayores complicaciones, e incluso hace un par de años se realizaron algunos trasplantes de rostro con resultados exitosos.

A esta afortunada lista se suma ahora un hecho sin precedentes: en Suecia, una mujer de 36 años se acaba de convertir en la primera en concebir y procrear a un niño luego de que ella misma recibió un trasplante de útero en 2013. Y por si esto no fuera suficientemente asombroso, cabe resaltar que el útero trasplantado pertenecía a una anciana de 61 años de edad, menopáusica desde hacía siete.



Según informaron varios medios, la mujer (cuyo nombre no se ha revelado) fue una de las nueve que el año pasado recibieron un trasplante de dicho órgano. En su caso, además, la falta de útero obedecía a una condición innata. Curiosamente la mujer no tenía útero pero sí ovarios, los cuales habían producido ovocitos durante toda su vida fértil.

Científicos de la Universidad de Gotemburgo tomaron algunos de estos ovocitos, los fertilizaron in vitro y después de un año de que la mujer recibió el trasplante, llevaron uno de los embriones para que se desarrollara en el cuerpo de su madre.

bebe2

En términos generales el embarazo se desarrolló sin problemas. El bebé nació luego de 31 semanas de gestación, mediante césarea y con un peso de 1.775 kg.

Este proyecto de la Universidad de Gotemburgo comenzó en 1999 con el propósito de ofrecer una alternativa de maternidad a mujeres que han perdido el útero a causa del cáncer o alguna otra enfermedad.