Para bajar la temperatura

Para bajar la temperatura de tu hijo necesitas un limón y unos calcetines (preferiblemente de lana). Rebana el limón en muchas rebanadas delgaditas, coloca estas en la planta del pie de tu hijo y ponle los calcetines. Este procedimiento hará que el calor del cuerpo salga por los pies. Yo lo he probado y te aseguro que funciona. Funciona para niños de todas las edades.