Madres que trabajan o estudian y son el sostén de sus familias, ¿les suena conocido?

Si bien en este país es un hecho lamentable que los salarios de las mujeres son hasta 15% menores que los de los hombres, realizando las mismas actividades, según la periodista norteamericana Liza Mundy esto está por desaparecer. Y es que, en otras partes del mundo sobre todo en Europa y Estados Unidos, es un hecho que un porcentaje mayoritario de las familias en estas partes del mundo, son sostenidas por mujeres. Este fenómeno demográfico que es descrito como “intercambio de roles”, está aunado también con los grados de estudio. Según las proyecciones de Mundy, cada vez será más frecuente que las mujeres ganen más que los hombres; de acuerdo a sus hallazgos, casi el 40 por ciento de las esposas que trabajan, ganan más que sus maridos y el número va en aumento. En su libro“El sexo más rico” aborda el fenómeno de que las mujeres sean ahora el sostén de las familias, las repercusiones socioculturales y las inmediatas derivaciones en las dinámicas cotidianas de pareja y en la familia. Otro dato documentado en el libro, afirma que las mujeres poseen niveles académicos más altos que los hombres. Su aseveración no es gratuita ni producto de alardes feministas, está respaldada por el ranking anual de la Council of Graduate Schools, que asevera que, por primera vez en la historia de Estados Unidos, hay más mujeres que hombres con doctorado.