El sexo durante el matrimonio es mejor que en la soltería, afirma estudio

Es increíble que algunas películas y series de televisión alimenten el mito de que el sexo disminuye en cantidad y calidad al contraer matrimonio. Según el testimonio recopilado por la Dra. Berman en su libro “En el dormitorio con la Dra. Laura Berman” el sexo durante el matrimonio es más satisfactorio que en la soltería. La conclusión es producto de la opinión de 5, 685 personas entre los 25 y los 59 años. El 25% de los entrevistados dijeron estar más satisfechos con su vida sexual ya casados que cuando eran solteros. La diferencia de este estudio en relación a otros es justamente romper con los tabúes y no comprarse el cliché de que, por que el sexo deja de ser tan frecuente o tan apasionado como en un principio, la vida sexual está en declive. Es decir, la vida matrimonial transforma los aspectos de la vida sentimental que creías conocer antes a la perfección y más cuando llegan los hijos. Como todo en las diferentes etapas en la vida, es un proceso. La vida sexual no tiene por qué desaparecer o ser menos satisfactoria, pero eventualmente se verá mellada y reforzada por otras cosas que antes no conocías. Antes de correr a comprar un libro cualquiera de autoayuda que te hará seguir ridículos rituales que nada tienen que ver con la baja de libido en tu relación, respira profundo y deja de pensar que algo está mal por que ya no hay la misma cantidad de sexo en tu matrimonio, por que algo comenzará a ir realmente mal. La falta de libido en una relación implica muchas cosas, las cuales no se arreglarán si empiezas a dramatizar la situación: no hay nada de malo si un momento que tengas libre lo utilizas para salir con tus amigas o sola en lugar de quedarte en casa sufriendo o culpabilizándote por una situación universal, de igual manera tu pareja puede hacerlo. En la medida en que se sientan mejor con ustedes mismos, la situación se relajará y comenzará a volver a la normalidad. Recuerda que el elemento clave es la comunicación: si tú o tu cónyuge se sienten frustrados o incómodos con alguna situación que esté suscitándose, tienen que poner las cartas sobre la mesa y no esperar a que se resuelvan solas. Platiquen constantemente y compartan tiempo juntos, no es necesarios que este sea en la cama.