¿Consumir comida chatarra favorece la depresión?

  ¿Son las personas que consumen comida rápida más propensas a deprimirse? Según un reciente estudio que realizó el boletín mensual de Nutrición y Salud Pública de la Universidad de Granada en España, si se consume este tipo de alimentos en exceso, la tendencia a la depresión aumenta. La investigación duró 6 años y se monitorearon 9,000 personas con hábitos alimenticios muy disímbolos: el resultado que arrojó fue que aquellos que consumen comida chatarra con frecuencia se deprimen 37% más que aquellos que no la acostumbran en su dieta diaria. Lo peculiar de este estudio fue el hecho de asegurar que, ni cambiando la dieta por otra más saludable, se podían restituir los efectos negativos en el estado de ánimo de las personas, lo cual fue rápidamente debatido por otras instancias médicas de España y Europa. Si bien el alto consumo de comida rápida y chatarra es nocivo para la salud, es mundialmente aceptada la premisa de que los carbohidratos en ingesta moderada ayudan a mejorar los estados de ánimo bajos; no es gratuito que todos conozcamos la receta de comernos una barra de chocolate cuando nos sentimos un tanto deprimidos. Debemos optar, en cambio, por una alimentación balanceada, rica en nutrientes y baja en grasas y carbohidratos. Sin embargo, un dulce o un helado de vez en cuando, no te afectará, además de que incrementará tu buen humor.