Niños que comen comida chatarra son los que ven más TV, revela estudio

Un estudio llevado a cabo por el Instituto Nacional de Salud Infantil arrojó que por cada hora de televisión que miran los niños, son 8% menos propensos a comer frutas y verduras y, en cambio, son 18% más propensos a ingerir dulces y 16% a comida chatarra.



Los resultados fueron publicados esta semana en la revista Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, reforzando los estudios previos que han relacionado el ver mucha TV con hábitos alimenticios poco saludables entre los niños.

Los investigadores Lea Lipsky e Iannotti Ronal afirman que las razones por la que los infantes crean la asociación no son sorprendentes: aquellos que ven televisión están más expuestos a la publicidad de alimentos poco saludables, como la comida rápida y los refrescos. Asimismo, los niños que ven mucha televisión son también menos propensos a la actividad física y a preferir el azúcar, la sal y la grasa incluso cuando no están ya mirando televisión.

El estudio involucró a más de 12.000 niños y adolescentes de primaria y secundaria y después de observar las alarmantes conclusiones, los investigadores pidieron a los padres mermar la cantidad de tiempo que pasan sus hijos viendo televisión, usando la computadora o videojuegos, con el fin de que las estadísticas cambien a favor de la salud de los muchachos.

Lipsky y Ronal que otra de las maneras más sencillas de hacer frente a los malos hábitos alimenticios es predicar con el ejemplo y tener a la mano de los niños refrigerios saludables. También resaltaron la importancia de inculcarles actividades recreativas y deportivas, de tal manera que el espectro de sus intereses crezca.