Crean vacunas de refuerzo para bebés a base de sistema inmune artificial

En la actualidad, cuando un bebé sale del vientre de su madre, se enfrenta a un mundo de patógenos potenciales, por lo que científicos están desarrollando un modelo del sistema inmunológico (el primero de su clase) que se compromete a impulsar el desarrollo de vacunas diseñadas exclusivamente para recién nacidos.



Alrededor de 1 millón de recién nacidos, principalmente en Asia y África, mueren cada año por enfermedades infecciosas prevenibles, según la Organización Mundial de la Salud. La mejor manera de proteger a estos niños sería vacunarlos al nacer, dice el Dr. Guzmán-Sánchez Schmitz de la Escuela Médica de Harvard y el Hospital de Niños de Boston, en Massachusetts.

“Muchas de las infecciones ocurren temprano en la vida y las vacunas para recién nacidos son un veta poco explotada”, dice Ofer Levy , inmunólogo que trabaja con Sánchez-Schmitz en el mismo laboratorio.

El sistema inmunológico de un bebé es distinto al de un adulto y tiende a organizar una respuesta mucho más débil de amenazas extrañas, incluyendo los agentes infecciosos. Para mejorar el desarrollo de vacunas para los recién nacidos, Levy, Sánchez Schmitz-y sus colegas han creado una nueva forma de modelar el sistema inmunológico del recién nacido.

El equipo tomó sangre de las venas umbilicales y la utilizó para cultivar dos tipos de células: las que forman las paredes de los vasos sanguíneos y las células blancas de la sangre, que son factores clave de la respuesta inmune. Después implementaron estas células en la matriz de colágeno sobre el que el cuerpo forma su sistema de apoyo físico y bioquímico, que se complementa con plasma del recién nacido.

Los investigadores calculan que su modelo proporciona una manera confiable para probar vacunas antes de probarlas en los recién nacidos. Asimismo, el ensayo clínico ha vislumbrado nuevos descubrimientos y enfoques para realizar vacunas contra el VIH basados en el cultivo de células madre.

Por último no podemos olvidar que existe una discusión médica en torno a los efectos secundarios que las vacunas tienen en el cuerpo, por lo cual y como siempre lo hacemos, te recomendamos que cualquier duda de salud la consultes con tu médico de confianza.