¿Niño o niña? El nivel de estrés de las mujeres puede definir el sexo del bebé

Aunque el cromosoma del hombre decide el sexo del hijo, actualmente existen cuantiosas intervenciones científicas para escogerlo. Sin embargo, investigadores del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Oxford, en Reino Unido,  informan que existe otro método para la elección del sexo de nuestros bebés, y consiste en la decisión de la mujer.

De acuerdo con Dr. Cecilia Pyper, esta investigación señaló la influencia del estrés en las mujeres que están intentando embarazarse. La ansiedad y el estrés pueden causar problemas durante el embarazo y en el desarrollo del bebé; por ello esta investigación es importante para identificar el método más saludable para procrear:

Queremos comprender cuáles son los factores influyentes para un embarazo regular; muchas parejas están ansiosas por saber qué deben hacer para mejorar sus probabilidades de concepción y de tener un bebé saludable, y esta investigación nos ayudará para ofrecer nuestro mejor consejo. […] Las mujeres que intentan embarazarse ya saben lo importante que es tomar pastillas de ácido fólico, dejar de fumar, revisarse constantemente, entre otros; si los resultados de este estudio se confirman por investigaciones más profundas, las mujeres deberán también reducir sus niveles de estrés.

Por el otro lado, este estudio también permitió observar una posible la influencia del estrés en la formación del sexo del bebé. Es decir, aquellas mujeres con estrés constante y duradero no sólo tardaban en concebir, sino que también tendían a dar a luz a niñas.  

Tras un riguroso análisis de la dieta, el estilo de vida y los niveles de las hormonas del estrés (cortisol y alfa-amilasa) de 338 mujeres de Inglaterra, se encontró que el 75 por cierto de las mujeres con altos niveles de cortisol dieron a luz a niñas. La Dr. Pyper explica: “Nuestra investigación apoya el efecto del estrés en cuanto se mide la influencia del cortisol en la población de los sexos, resultando en un exceso de nacimientos de niñas.”  

Sin embargo, los resultados no muestran que el estrés es necesariamente la causa. De acuerdo con el Dr. Allan Pacey de la Universidad de Sheffield, el estrés puede ser un detonante en otro aspecto de la vida de las mujeres, como en su profesión, su nutrición, su relación de pareja; factores que han demostrado estar en una estrecha relación con la elección del sexo del bebé: “En mi opinión, las parejas deben ser felices con el sexo del bebé que tengan.”