¿Comen los hombres sus vegetales solo para mantener felices a sus esposas?

Los hombres casados ​​pueden comerse todo el brócoli del plato con tal de mantener la paz en la mesa, pero pueden ser propensos a darse atracones de alimentos poco saludables cuando salen de la casa, según un reciente estudio realizado por la Universidad de Michigan.

El problema (según los autores) es que las esposas hacen cambios en las dietas de sus parejas sin consultarles, sin embargo, para lograr que los hombres tengan una alimentación saludable, la comunicación es la clave.

Para el estudio, los investigadores  realizaron grupos focales con 83 hombres que aceptaron que su alimentación estaba altamente influenciada por sus esposas. A menudo, los cambios en los hábitos alimenticios en pro de llevar los más saludables se realizan bajo las órdenes de un médico, pero los hombres dijeron que rara vez acuden al doctor para monitorear este rubro.

Según el Dr. Griffith, las parejas suelen consultarse cuando se trata de las dietas de sus hijos, no así cuando es la de sus parejas. “La apertura de la comunicación entre los cónyuges puede ser beneficiosa para todos los involucrados”, dijo.

Se sabe que los hombre suelen tener hábitos alimenticios más precarios que las mujeres, sobre todo después de casarse, pero lo que piden es ser consultados en los cambios en su dieta y no que se trate de una imposición, según las conclusiones del estudio.