Niños de la ciudad VS niños del campo: ¿quiénes padecen más alergias?

Los niños que viven en las ciudades son mucho más propensos a tener alergias a los alimentos que los que viven en el campo, reveló un nuevo estudio.



Los jóvenes que crecen en zonas urbanas tienen el doble de probabilidades de tener intolerancia a los lácteos, mariscos o cacahuates. Dichos padecimientos se deben a la exposición temprana a los contaminantes que amedrentan severamente nuestro sistema inmunológico, según expertos. Además, las personas que crecen en el campo desarrollan una especie de inmunidad a la exposición de bacterias que prevalecen en la naturaleza.

Por ello es que casi el diez por ciento de los nacidos en zonas densamente pobladas tienen una alergia a los alimentos, en comparación con sólo el seis por ciento de los nacidos en zonas con una población baja. “Hemos encontrado, que una mayor densidad de población se corresponde con una mayor probabilidad de alergias alimentarias en los niños”, dijo Ruchi Gupta, profesor asistente de pediatría en la Universidad Northwestern Feinberg School of Medicine.

El también autor del estudio, aseguró que si bien ya se habían encontrado nexos entre el impacto del medio ambiente en el desarrollo de alergias y asma, la presente investigación ahonda en los efectos específicos de los factores ambientales en nuestra salud, para poder prevenirlas.

Las tasas de alergia a los alimentos han aumentado drásticamente en los últimos 20 años y se estima que 1 de cada 14 niños menores de tres años tiene una o más alergias a los alimentos; estas se producen cuando el sistema inmunitario trata por error proteínas que se encuentran en los alimentos como una amenaza para el cuerpo, cuando en realidad debería decodificar esa información como algo benéfico.

“La investigación en curso el Dr. Gupta sobre la prevalencia de las alergias alimentarias está proporcionando la información crítica que nos ayude a resolver este creciente problema de salud pública,” dijo Mary Jane Marchisotto, directora ejecutiva del estudio