El vino tinto tiene efectos comparables a largas jornadas de ejercicio

Según resultados que arrojó un estudio de la Universidad de Alberta, el compuesto natural conocido como resveratrol, presente en algunas frutas, nueces y en el vino tinto, puede aumentar la resistencia física.

El equipo de especialistas canadienses dirigidos por Jason Dyck, probaron que las dosis altas de resveratrol  genera los mismos efectos que jornadas intensas de entrenamiento físico y la resistencia atlética. También es un auxiliar para la salud del corazón y la fuerza muscular.

Además, este compuesto ayuda a fortalecer los huesos, es un aliciente contra el sobrepeso y el cáncer; asimismo, el resveratrol normaliza la viscosidad en la sangre y reduce la formación de coágulos. Además posee un potente antioxidante que es capaz de reducir el riesgo de aterosclerosis, hipertensión, accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos.

Los científicos han anunciado su intención para realizar pruebas con resveratrol en pacientes diabéticos con insuficiencia cardíaca y es que buscan convencerse de que sus propiedades mejoran el funcionamiento del corazón en este tipo de pacientes; la investigación durará aproximadamente 10 semanas.