La meditación constante incrementa tu capacidad cerebral

La semana pasada, dos científicos de la Universidad de Oregon publicaron los atisbos de una nueva investigación que apoyó  los beneficios de una técnica de meditación china conocida como Formación Integral de Cuerpo y Mente (IBMT, por sus siglas en inglés), que aunque aún se encuentra en fase preliminar, muestra los beneficios de la meditación en dos niveles.



En la dimensión física concreta, el cerebro de aquellos sujetos que constantemente meditaron durante un mes, mostró un aumento considerable en la densidad de axones o conexiones de señalización y en el crecimiento del tejido graso de protección conocido como mielina.

En un plano subjetivo (pero no por eso menos importante), estos cambios se traducen en el desarrollo positivo de comportamiento y una mayor sensación de bienestar. Las deficiencias en las estructuras cerebrales mencionadas están relacionadas con muchos trastornos como la depresión, la demencia y la esquizofrenia.

El documento, escrito por los científicos Eugene Yi-Yuan Tang y Posner Michael aparece en la edición en línea de la gaceta de la Academia Nacional de Ciencias y documenta la evolución de la conectividad del cerebro asociada con los cambios positivos de conducta.

El estudio pretende (en fases subsecuentes) confirmar y ampliar los resultados iniciales mediante el uso de otras técnicas de diagnóstico como las resonancias magnéticas con tensor de difusión de imágenes, así como la integración de los resultados de una investigación paralela en una universidad china que está participando llevando a cabo los procesos con grupos más grandes de participantes.