¿Es sano que los niños pasen tanto tiempo en una realidad virtual?

 



Recuerdo cuando éramos niños: si jugábamos en la sala con la pelota, se escuchaban los gritos, “no hagan tanto escándalo”, “no vayan a romper un plato”, no esto, no lo otro. Los adultos pedían que existiera un objeto mágico que nos entretuviera sentados, dentro de la casa (no nos fuéramos a perder) y sin hacer ruido. Hoy, los niños pasan horas enteras frente a la computadora, frente a los videojuegos; al verlos completamente absortos nos preguntamos si hacemos bien en dejarlos tanto tiempo en sus mundos virtuales.

Hay dos puntos en los que poner atención: cuánto tiempo le dedican a estas actividades y cuáles son las habilidades que está adquiriendo de sus juegos. Hay que recordar que los niños deben practicar sus habilidades sociales, de lenguaje, matemáticas y psicomotrices. Un juego de rol le puede ayudar a las dos primeras, mientras que uno de carreras o de acción le puede servir para su respuesta ojo-mano, otros como las mascotas virtuales les enseñan a cuidar y a hacerse responsable de un amigo imaginario.



Todo está en el equilibrio, que no se descuide el mundo real; una encuesta realizada en 11 países afirma que un 70% de los niños entre 2 y 5 años dominan los videojuegos, pero sólo el 11% saben amarrarse las agujetas. No es cuestión de utilizar zapatos con velcro, para evitarse el problema, hay que tomar parte en lo que están aprendiendo. Si queremos que el niño pase tiempo con un juego, lo aconsejable sería rentarlo antes y comprobar si es adecuado para su edad. Recuerda que en una tienda es más importante que se realice la venta que prevenir al padre que ese juego no es apropiado, pues lo dejarían en el estante.

Ahora, si se quiere que el niño pase menos tiempo frente a la computadora, no es necesario gritar. Por qué no mejor un “vamos al parque”. También es tarea de los padres. Somos una generación con cada segundo ocupado, lleno de pendientes. Pero un niño exige tiempo y atención, no podemos esperar que mágicamente desaparezca su aburrimiento. 



Redacción

Redacción

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email