Los sorprendentes cuadros de Iris, una niña con autismo (VIDEO, IMÁGENES)

El autismo es una de las discapacidades de desarrollo más enigmáticas que 115 mil niños de la población mexicana lo viven: cuentan con dificultad para socializar, pueden ser extremadamente sensibles ante algunos estímulos sensoriales, tienden a experimentar una fuerte angustia al cambio de rutina, sufren de ecolalia, realizan movimientos corporales repetitivos, se comunican a través de gestos, tienen un desarrollo lento del lenguaje, no enfocan la mirada para observar directamente a los objetos, se refieren a sí mismos como un otro, hay una incapacidad de sentir empatía, escoge juegos ritualistas o solitarios, entre otras actividades.

Desde su aparición en 1912, el término de autismo, del gripo autos (“propio, uno mismo”), ha ido variando hasta encontrar características que ayudan a reducir sus síntomas, potencializando el desarrollo de la persona autista.



Uno de los tratamientos es el apoyo de alguna actividad artística, como la pintura. El caso de Iris, una niña con autismo, que crea increíbles cuadros para autoregularse y así reducir sus niveles de angustia. Se los compartimos: