Por primera vez una mujer saudí compite en una prueba olímpica

Sarah Attar se convirtió este miércoles en la primera mujer saudí que compite en una prueba de pista y campo en los Juegos Olímpicos de Londres, y terminó última en su eliminatoria de la carrera de los 800 metros.



Attar utilizó una pañoleta blanca para cubrir su pelo y parte del rostro, una camiseta verde con mangas que le tapaban hasta la palma de la mano y mallas negras.

La corredora, que tiene ciudadanía estadounidense y saudí, sonrió y saludó al público cuando se anunció su nombre. Luego cronometró 2 minutos, 44.95 segundos en su eliminatoria, casi 44 segundos más que la ganadora de esa carrera, Janeth Jepkosgei.

Attar es una estudiante en la universidad Pepperdine, en California, y es una de dos mujeres saudíes que compitieron en Londres 2012.