¿Cómo construir un pequeño campo de cultivo en tu jardín?

Cada vez las hortalizas caseras se vuelven más populares. Por un lado, la gente busca tener control sobre lo que come y, por otro, es una alternativa muy económica.

Aquí te presentamos una forma de construir una hortaliza, puedes hacerla a tu medida y con una pequeña inversión inicial.

Nosotros armamos dos cajas de 3 metros por 1.20 de ancho. Es recomendable que de fondo tenga alrededor de 30 centímetros, pues las raíces de una hortaliza no crecen muy profundas, además así será fácil remover y maniobrar la tierra.

Para cada caja utilizamos:

  • 2 tablas de 1.20m por 0.6m.
  • 2 tablas de 3 metros por 0.6m.
  • 4 maderos de 10 cm por 10 cm (para las esquinas).

 

Clava las tablas a las 4 esquinas.

Llena el fondo con cartón o papel periódico. Ambos son perfectamente seguros para usarse en el jardín y con el tiempo se descompondrán. Además son muy buen alimento para los gusanos.

Lena el fondo con desechos. Ahora es tu oportunidad para deshacerte de la basura orgánica de la cocina y los escombros del jardín: hojas, ramas, hierbas, pasto cortado. 

Llena de composta y abono. Lo más recomendable es usar composta, luego, llena con abono hasta el tope.

¿Cómo funciona? La madera protegerá tu hortaliza de insectos (también puedes levantar una pequeña reja de alambre alrededor) y mantendrá a buena temperatura la tierra. La caja tiene muy buen drenaje, además, como no es muy honda, la tierra quedará lo suficientemente suelta por lo que permitirá crecer a las zanahorias o papas y te ahorrará dolor de espalda.

Aunque tendrás que realizar una inversión inicial, en poco tiempo la recuperarás, por el ahorro en comprar comida. Además, son una gran ganancia los beneficios de comer verduras y de la jardinería.