7 ideas para volver relajante una habitación

Tu casa debe ser tu santuario, un lugar para relajarte después de un día lleno de estrés. Pero, ¿cómo lograrlo? El experto, Bryan Rafanelli, contesta con 7 sencillas soluciones para convertir un cuarto de tu casa en un oasis.

1. El tamaño no importa. Cualquier habitación de tu casa puede convertirse en tu santuario, “hasta a tu closet lo puedes convertir en un espacio zen”, dice Rafanelli.

2. Busca la iluminación natural. La luz del sol llena un espacio de energía positiva. Pero, con moderación: coloca cortinas sencillas, pueden ser incluso de papel arroz para atenuar un poco la luz.

3. ¿No hay luz natural? No hay problema, de noche, colocar velas es una excelente solución para crear un ambiente íntimo.

4. Rodéate de flores. Lo más recomendable son las flores de colores blancos o claros; si son muy brillantes pueden distraer, pero si ten funciona, adelante.

5. Muebles blancos. El color blanco tranquiliza la mente. Pero hay que buscarlo con equilibrio: no todo el cuarto debe ser blanco, sólo algunos muebles principales, algunos accesorios pueden ser de colores tenues.

6. Colores monocromáticos. Pinta y decora el cuarto con la gama de colores que más te gusta. Si el beige no es tu favorito, puede ser de otro color, como rosas, azules o verdes, mientras sean claros.

7. Mantén el cuarto limpio y ordenado. Para que fluyan las energías y no se sienta un encierro dentro del cuarto, hay que librarse de los estorbos, mantener un orden y procurar ventilarlo.