Los hombres de edad elevada corren más riesgo de transmitir enfermedades a sus bebés

Las mujeres poseen sólo un rango de años para tener hijos. Por otro lado, se conocen casos de hombres que han procreado a edades muy avanzadas. Sin embargo, según los resultados de estudio, no es una situación recomendable. Entre más avanza la edad del padre, más crece el riesgo de transmitirle mutaciones a sus hijos.



Kari Stefansson y sus colegas en deCODE Genetics, una empresa de análisis genético en Reikiavik, Islandia, examinaron 78 familias (padre, madre e hijo, a veces también a los nietos) con el objetivo de examinar las mutaciones transmitidas a los hijos.

Se descubrió que en promedio se heredan 63 mutaciones, pero lo importante es que su variación depende de la edad del padre. Las madres transmiten alrededor de 14 mutaciones, sin importar la edad. Los padres de 20 años trasmiten 29 mutaciones; los de 30 años, 49; y los de 40 años, 69.

La explicación de esto es que los óvulos se crean desde que las mujeres están en el vientre de la madre, y sólo se “descongelan” entre un rango de años, uno en cada ovulación. Los espermas, por otro lado, a lo largo de la vida del hombre, se siguen generando; con cada división de las células, se corre el riesgo de que el ADN se copie con algún error.

Alexey Kondrashov, de la Universidad de Michigan, calculó a partir de los resultados de este estudio que un 10% de las mutaciones son dañinas. Esto significa que 6 de las 63 mutaciones promedio no son para bien.

Además de todo esto, estudios anteriores habían encontrado relación entre la edad de los hombres con mayores tazas de esquizofrenia y autismo en su descendencia.

Estos son datos que deben tomarse seriamente, sobre todo en tiempos donde la edad de los padres cada vez se eleva más.

Vía Economist