Conformar familias pequeñas es un bienestar socio-económico a futuro

         
Por: Redacción

 



Científicos suecos realizaron un estudio para saber si conformar familias pequeñas es benéfico a futuro, dando como resultado un éxito socioeconómico que se transmite de generación en generación.

El estudio se hizo minuciosamente en una base de datos que evaluó a 14 mil personas nacidas en Suecia entre 1915 y 1929 y todos sus descendientes hasta 2009. Las familias que eran más pequeñas y de fondos más prósperos estaban relacionadas con mejores calificaciones en la escuela, una educación universitaria y un estado de ingresos más altos.

Los beneficios fueron mayores cuando los padres estaban también en un alto nivel socio-económico. Las ventajas, además, se sostenían en el tiempo, pues fueron más de cuatro las generaciones estudiadas.

“Uno de los hallazgos más interesantes es que proviniendo de una familia adinerada inicialmente, os beneficios de una familia pequeña son todavía mayores”, dijo David Lawson, un antropólogo de la Universidad College de Londres, quien agregó que “los hogares más pobres, en contraste, tienen relativamente poco qué ganar limitando la fertilidad, tal vez el éxito de sus hijos está más determinado por factores sociales más amplios, en lugar de la inversión y la herencia de los padres, que son difíciles de obtener.”

En el estudio, la primera generación tenían un promedio de 3.2 hijos, y sus hijos tenían 1.7 hijos, los nietos tenían 1.8 hijos, y los bisnietos, a partir de 2009, tuvieron un promedio de 0.7 hijos.

En este caso la disminución de la fecundidad ha sido un éxito, pero en términos socio-económicos, no en términos reproductivos, afirmaron los especialistas.