¿Por qué tener sexo antes del matrimonio es la mejor opción moral?

Antes que nada, el 95% de las personas no esperan a una noche de bodas. No son cifras de esta generación: en la de nuestros abuelos, 9 de 10 personas tenían relaciones sexuales antesde su boda. Y no porque lo haga todo el mundo debe ser algo bueno moralmente, pero en este caso ¿por qué tener sexo antes del matrimonio sí es la mejor opción?



Existe un bombardeo de mensajes de castidad y abstinencia que, al final de cuentas, reduce al concepto de “pureza” a “no tener sexo”, sobre todo en las mujeres. ¿Qué educación moral es el reducir nuestro valor como personas a un punto bajo nuestra cintura?

Muchos adultos tienen deseos sexuales; es natural. El sexo puede ser ―así como muchos otros placeres de la vida― divertido, enriquecedor y generoso, o bien, peligroso y dañino. Y eso depende de cada persona, de cómo está formada y al respeto que se tenga a sí mismo y a su pareja; no depende de un lazo matrimonial (el matrimonio nunca ha sido una protección contra el sexo peligroso y dañino).

Por ello, la mejor opción es enfocarnos en qué tan éticas y responsables son nuestras prácticas sexuales. Mejor sería enseñar que nuestro valor moral reside en cómo nos tratamos a nosotros mismos y cómo tratamos a las otras personas.

Además una mejor educación conllevaría a menores tazas de ETS y de abortos, pues la principal razón de ellos son las malas decisiones sexuales.