Los alimentos que engordan están estratégicamente colocados en el supermercado

Ya es difícil incitar a las personas a que realicen ejercicio y controlen sus alimentos, como para que encuentren más obstáculos en sus caminos, por ejemplo, la fila de dulces, chocolates y frituras junto a las cajas de los supermercados. Y es que las elecciones de los alimentos no son racionales, sino que están controladas por los estímulos y señales exteriores. Esto afirma un estudio publicado en New England Journal of Medicine.



Obviamente las marcas de estos productos pagan un monto extra para que sus productos aparezcan en estos lugares estratégicos. Y esto es precisamente lo que los autores del estudio quieren evitar. Proponen regular la disposición de los productos chatarra y con ello proteger a los consumidores. Especialmente para beneficio de los millones de personas con enfermedades y condiciones crónicas.

Sin embargo, es difícil que se aprueben estas propuestas. Mientras tanto, tú misma puedes tomar medidas: no vayas de compras con hambre. Ve después de comer y de lavarte los dientes: te servirá para bajar la comida y así no sucumbirás a los antojos.