Se le preguntó a un niño cuál era su parte favorita de la misa: esto es lo que dibujó

Muchas de las ocurrencias de los niños son tan ingeniosas que les perdonamos cualquier falta. Sabemos que muchos niños, a edades tempranas, no comprenden todavía los límites entre las faltas de respeto. Además, tienen una desfachatez tan honesta que es encantadora.



En este caso, a un niño se le pidió que dibujara su parte favorita de la misa y se le vino a la mente la salida de la iglesia. En estos sencillos trazos se refleja el sentimiento de muchos, alrededor de todo el mundo. Muchos niños preferirían estar al aire libre, bajo el sol, que encerrado y escuchando un sermón.

Por si fuera poco, el niño acentúa su sentimiento en el semblante enojado de la iglesia. Tal vez deberían sugerirle a ese cura que sea más ligero en su actitud o sus palabras.