¿Y si la ciencia se enseñara con películas y relatos de ciencia ficción en las escuelas?

Fanny Petit y Jordi Solbes investigaron materiales de texto, tanto libros de profesores, libros de actividades, o CDs, de áreas como física, química, biología, geología, tecnología, etc. Descubrieron que sólo el 30% de ellos realizaban referencias a algún concepto o historia de ciencia ficción. Y en muchos casos era de forma muy limitada, a veces sólo con imágenes.



“Esto nos habla de la escasez de material y la escasez de actividades propuestas por los profesores, por más que ellos tengan actitudes favorables hacia la ciencia ficción”, dicen los investigadores.

Por otro lado, se realizó un cuestionario a 173 estudiantes de 4 diferentes grados escolares, tanto en áreas rurales como urbanas. Niños y jóvenes pudieron nombrar 578 títulos diferentes: Star Wars (90), Matrix (60), X-Men (41), Yo Robot (36), Spiderman (32) y El día después de mañana (24). Sin embargo, también listaron títulos que no se insertan en la ciencia ficción, como Harry Potter (59), El señor de los anillos (50) o La historia interminable, lo que demuestra la confusión inicial sobre el género.

El cuestionario también examinó la impresión de los estudiantes sobre la ciencia. Sólo el 24% de los participantes tuvieron una impresión positiva sobre la ciencia en general. El 31% fue capaz de mencionar algún avance científico o tecnológico.

Casi la mitad tuvieron una opinión positiva sobre los científicos, el 35% una impresión exagerada, y 12% no le interesaba en lo absoluto. Las estudiantes de las últimas dos categorías cayeron en el prototipo del “científico loco”, que es “egoísta” y que “quiere dominar al mundo”. Los investigadores explican que en las películas más populares rara vez aparecen científicos, y cuando lo hacen, interpretan los papeles de villanos.

Aunque el 40% de los profesores admitió que la ciencia ficción mejora la motivación de los estudiantes en aspectos científicos y tecnológicos, sigue siendo una herramienta poco utilizada, entre la falta de materiales de texto, la confusión del género y la imagen tergiversada a la ciencia.

Falta todavía un largo trecho para unir la enorme distancia entre la ciencia ficción y la educación.

Entre los mejores escritores de ciencia ficción se encuentran Isaac Asimov, Ray Bradbury y Philip K. Dick. En el sitio Pijama Surf, una nota sobre los 100 mejores libros de ciencia ficción y fantasía.