Científicos encuentran al hombre más feliz del mundo: un monje budista francés

Matthieu Ricard es un científico francés con un doctorado en genética celular del Institut Pasteur. Después de un viaje a la India en 1972, abandonó toda su vida en París, se mudó a India y abrazó un camino espiritual y terminó por convertirse en un monje budista muy cercano al Dalai Lama.



Ahora, Richard Davidson de la Universidad de Wisconsin, midió las ondas cerebrales de Ricard, con la ayuda de 256 sensores electroencefalográficos.

Se encontró una extraordinaria cantidad de ondas gama, ligadas a la conciencia, la atención y la memoria, y una enorme cantidad de actividad en córtex prefontal izquierdo, una zona que los neurocientíficos han ligado a la felicidad y a una reducida propensión a la negatividad.

Estos son los beneficios que Matthieu Ricard ha ganado a través de la meditación, de la práctica de la compasión y de los caminos que promueve el budismo. Y no a través de una gran cuenta de banco, no a través de posesiones y, por supuesto, no a través de su ego.

También, Matthieu Ricard se ganó temporalmente el título de “el hombre más feliz del mundo”.