Para llegar a tu peso ideal, primero entrena tu cerebro

Perder y ganar peso es un ciclo malsano y sin embargo común, resultado de una dieta que se sigue durante una temporada para después abandonarse en favor de nuestros viejos hábitos.



En este sentido, una investigación reciente dirigida por Michaela Kiernan, de la Universidad de Stanford, mostró que para perder peso y mantenerse en el adecuado, el primer paso y quizá el más importante, es entrenar nuestro cerebro, reprogramarlo para dejar atrás las conductas que nos impiden llegar a dicho estado.

Los investigadores tomaron a 267 mujeres, la mayoría de ellas con obesidad, y las dividieron al azar en dos grupos: las del primero para comenzar de inmediato un régimen de pérdida de peso; las del segundo también, pero después de pasar por un programa de 8 semanas en el que se les enseñó cómo mejorar su estilo de vida y estabilizar su peso.

Al principio las diferencias entre ambos grupos no parecían significativas, pues en promedio todas las mujeres perdieron la misma cantidad de peso (aproximadamente 7 kg, o un 10% del inicial). Sin embargo, conforme el año avanzó, las del primer grupo volvieron a ganar poco más de 3 kg y, en cambio, con las del segundo, el peso aumentó en tan solo 1 kg.

En términos generales, el programa que siguieron las mujeres del segundo grupo consistió en encontrarse semanalmente con un entrenador, respetar sus horarios de comida, realizar ejercicio físico y seguir una dieta sana que privilegiaba el consumo de frutas y verduras. Asimismo, aprendieron a controlar las porciones de comida, saborear sus alimentos e identificar los sustitutos más saludables de sus alimentos favoritos. Por último, se les mostró que una variación de entre 1 y 2 kg en el peso de una persona adulta de talla promedio es totalmente normal.

En cierta forma parece evidente que perder peso es, en esencia, una oportunidad para armonizar mente y cuerpo: hacer que los buenos hábitos de uno se reflejen en el otro y viceversa.

[TIME]