Las mujeres prefieren hombres delgados, no machos, revelan estudios

Nadav Kander – Bodies (2006)

Por años se creyó que los hombres con rasgos masculinos, quijadas cuadradas y músculos marcados eran los más atractivos. Pero ahora se encontró que no es así.



De hecho, a ese tipo de hombres ni siquiera se les podría considerar los más sanos, pues los niveles de testosterona (las que otorgan los rasgos de “macho”) interfieren con el sistema inmune.

Cuando las mujeres realizan sus juicios sobre el atractivo de un hombre, inconscientemente eligen los que sí tienen un buen sistema inmune. Es decir, los de rostros y cuerpos más delgados o, bien, más rollizos.

Lo interesante es que muchas de las mujeres encuestadas preferían a los hombres de rostros más rellenos (que mostraron una mejor respuesta a los anticuerpos) y no a los hombres con rasgos masculinos.

“Encontramos que el peso de un hombre sirve como un mejor indicador de la relación entre la respuesta inmune y el atractivo, y no los rasgos masculinos”, dijo Vinet Coetzee, un científico de la Universidad de Pretoria en Sudáfrica.

Otros estudios anteriores también mostraron que el tono de la piel (otro signo de buena salud) también es más atractivo en las respuestas de las mujeres que un rostro macho.

Estos estudios terminan de desmitificar creencias que se han mantenido vivas por años, que al parecer, ya no tienen mucho fundamento.